Frases para enamorar a una mujer

El poder de la palabra, es una de las potentes herramientas al alcance de cualquier hombre al momento de conquistar una mujer. Aquí te proporcionamos algunas estrategias válidas para que impresiones a esa mujer que tanto te gusta, para que puedas abordarla a fin de captar su interés por ti. Por tal razón, te recomendamos que continúes leyendo por cuanto en esta sección encontrarás los mensajes de amor más hermosos e interesantes para dedicar a ese ser que tanto te atrae elogiando las virtudes que te atraen de ella.
Debes prestar atención a tu forma de hablar, hacerlo con naturalidad, abriendo tu corazón, siendo tú mismo, ¡la gracia y tu poder de convencimiento serán tus mejores armas! Cuando una persona emplea frases cautivadoras, es muy probable que también obtenga respuestas muy favorecedoras.
A todo el mundo le gusta saber que lo aman, que sienten especial atracción por su persona, esto alimenta su autoestima, las frases deben fluir de forma espontánea durante la conversación bien sea personal o por cualquier medio o dispositivo al que se conecten, lo cual te aportará excelentes resultados y por supuesto, no dejes pasar por alto fechas o acontecimientos importantes como el día de su cumpleaños, fecha en que se conocieron, el día del amor y la amistad, entre otros.

Palabras para enamorar a una mujer

Tienes un “no sé qué” que me gusta, un encanto que es difícil de explicar.
Voy a hacer que mi amor no olvides jamás, que quede en tu memoria mi nombre y si es verdad que el amor con el tiempo acaba muriendo, haré que el tiempo detenido se espere.
Tu mirada me enloquece, tu aroma me adormece, y cada vez que me acerco, más enamorado estoy, más me enloqueces.
Cuando mires las estrellas acuérdate de mí, porque en cada una de ellas hay un beso para ti.
Intento acercarme pero te escapas. Eres como una mariposa difícil de alcanzar. No quiero atraparte en una red, solo quiero contemplarte por lo hermosa que eres.
Cuando clavo mi mirada en tus dulces labios sé qué tipo de hombre quiero llegar a ser. En realidad, es más sencillo de lo que parece, yo solo quiero ser tu hombre.
Me he enamorado profundamente de tus defectos. No cambies nunca pequeña.
La sensación de querer y sentirse querido es irrepetiblemente maravillosa, solo tú sabes hacerla posible.
Cuando te vi caí enamorado a tus pies, recuerdo tu sonrisa complaciente que invitaba a hablarte.
Tu amor ha convertido mi vida ordinaria en un cuento de fantasía. Gracias por haberme conocido me has cambiado para siempre.
El bien más preciado que he tenido nunca en esta vida es tu corazón, lo guardo en una caja fuerte que custodio día y noche, porque no estoy dispuesto a perderte. Te amo desde antes de conocerte.
No necesito escribir largos discursos para expresar lo que siento por ti, me sobra con dos palabras: ¡TE AMO!
He pasado unas pocas decenas de horas contigo y miles de horas pensando en ti, eres la mujer de mi vida.
Una vez me contaron que el amor es el ala que nuestro señor nos dio para poder volar hasta los cielos. Un placer volar a tu lado.

Frases para seducir a una mujer

Cuando no estoy contigo es como si el tiempo se parara.
Antes de sonreír pásame las gafas, no me gustaría quemarme los ojos.
Tu corazón es la medida exacta del destino.
Tú no eres como las demás, tienes un algo inexplicable que me vuelve loco.
Cuando estoy contigo me llevas a otro mundo.
El primer amor se consigue con las palabras, porque el que está realmente enamorado sabe encontrar las palabras correctas.
Eres tan especial que las estrellas fugaces piden deseos al verte pasar.
Quiéreme sin preguntas, porque yo siempre te querré sin respuestas.
Si el día tiene 24 horas, yo me paso 16 pensando en ti y las otras ocho soñando contigo.
Yo no pido la luna, solo quiero estar contigo debajo de ella.
Soy la suma de todo lo que somos, de lo que hemos sido y de lo que seremos.
Olvídate de los errores, recuerda los abrazos y la complicidad, eso es lo que merece la pena.
Vete de donde quieras, menos de mi corazón.
Si mi alma fuera pluma y mi corazón tintero, con la sangre de mis venas escribiría te quiero.
No sé explicar lo que siento por ti. Te conozco hace muy poco pero ya eres muy importante para mí.
El amor es como el sol, que por los ojos se introduce y calienta el corazón, estalla siempre como una revelación extraordinaria.
Hay quien tiene miedo a la muerte, otros al sufrimiento, pero yo tengo miedo a vivir sin tu aliento.
Al pasar por un jardín las flores entristecieron, porque al verte a la flor más bella conocieron.
Me encanta verte sonreír porque es lo que me alegra el día. Me encanta simplemente verte, porque con eso soy completamente feliz.
Si quererte es un delito, maleante yo seré, pagaré cada una de mis condenas, pero por siempre te amaré.
Eres como un bombón: un bonito envoltorio por fuera con un dulce corazón de chocolate por dentro.
Una cosa haré contigo que tú conmigo no harás: quererte toda la vida y no olvidarte jamás.
Cuando menos sé de ti, te extraño. Aún no lo sabes pero siempre pienso en ti.
Nublado el cielo está, a punto de llover, así mis ojos están, como cuando no te puedo ver.
La rosa es la flor más hermosa de este planeta, y tú eres mi rosa, bella princesa.
Eres mi sueño, eres mi ilusión, eres una rosa brotando en mi corazón.
Nunca conocí a nadie como tú. Tal vez no lo comprendas pero te has convertido en alguien muy especial para mí.
Viviré solo de tu amor, mi comida serán únicamente nuestros besos, mi aire cada caricia de tus dedos, mi energía la mirada de tus ojos, mi descanso será dormir a tu lado.
Solo con una noche comprobarás, que si me das una oportunidad aparte de mí no necesitarás a nadie más.

Frases para conquistar a una mujer

Quizá para el resto del mundo seas solo una persona, pero para una persona como yo eres todo mi mundo. Te amo a morir.
Hacen falta millones de estrellas para iluminar el universo, pero para iluminar mi corazón sobra con una sonrisa tuya.
Si es verdad que los ojos son el espejo del alma, la tuya debe de ser un azul océano en el cual navegar hasta el infinito.
Nada ni nadie conseguirá pararme, allá donde estés mi testaruda sombra te perseguirá hasta el fin de mis días.
Cuando estoy contigo tengo la impresión de estar admirando un sueño, tan vivo y tan real, en el cual puedo sentir las más dulces sensaciones invadiendo mi corazón.
No tengo miedo, en realidad no es el pánico lo que me mueve, sino el infinito amor que siento por ti. Cada vez que nuestras miradas se chocan en el espacio tiempo mi corazón tiembla entre fuertes latidos.
Frases para enamorar y seducir a una mujer
Frases para conquistar a una mujer

El amor llega cuando menos te lo esperas, nos atraviesa el corazón y nos hace sentir cosas que jamás pensábamos que nos iban a ocurrir. Todo esto lo sentimos gracias a esa persona que nos corta la respiración, con la que soñamos y la que se convierte en nuestro primer pensamiento por las mañanas. Si estás enamorado y quieres conquistar a una mujer, te recomendamos que le digas algunas de estas frases para enamorar y seducir a una mujer, con ellas seguro que le sacas una sonrisa y lo agradece, porque estarás dedicándole una frase bonita de amor que apreciará con total seguridad. Regalarle flores, dejarle una nota con una de estas frases para enamorar o escribirle un WhatsApp por las mañanas para que lo primero que haga sea ver un mensaje tuyo de amor, seguro que la enamorará. Elige bien entre estas frases para seducir y esperamos que te vaya bien en el amor.

Frases para enamorar a una mujer

Frases para enamorar a una mujer
Te revelaría todos mis secretos por dormir una noche contigo, y te regalaría una estrella por vivir toda la vida contigo.
El amor empieza con una mirada, se dice con una palabra, se siente con un beso y se pierde con una lágrima.
Tienes un “no sé qué” que me gusta, un encanto que es difícil de explicar.
Voy a hacer que mi amor no olvides jamás, que quede en tu memoria mi nombre y si es verdad que el amor con el tiempo acaba muriendo, haré que el tiempo detenido se espere.
Tu mirada me enloquece, tu aroma me adormece, y cada vez que me acerco, más enamorado estoy, más me enloqueces.
Cuando mires las estrellas acuérdate de mí, porque en cada una de ellas hay un beso para ti.
Intento acercarme pero te escapas. Eres como una mariposa difícil de alcanzar. No quiero atraparte en una red, solo quiero contemplarte por lo hermosa que eres.
Frases para enamorar bonitas

Estoy haciendo planes, calculando y decidiendo, que cuando esté contigo seré frío, pero es que nada más que me tocas, me derrito.
Te veo allí adonde vaya, te escucho en cualquier lugar, y aunque no eres omnipresente, en mi alma siempre te voy a llevar.
Si mi alma fuera pluma y mi corazón tintero, con la sangre de mis venas escribiría te quiero.
No sé explicar lo que siento por ti. Te conozco hace muy poco pero ya eres muy importante para mí.
El amor es como el sol, que por los ojos se introduce y calienta el corazón, estalla siempre como una revelación extraordinaria.
Hay quien tiene miedo a la muerte, otros al sufrimiento, pero yo tengo miedo a vivir sin tu aliento.
Al pasar por un jardín las flores entristecieron, porque al verte a la flor más bella conocieron.
Me encanta verte sonreír porque es lo que me alegra el día. Me encanta simplemente verte, porque con eso soy completamente feliz.
Si quererte es un delito, maleante yo seré, pagaré cada una de mis condenas, pero por siempre te amaré.
Eres como un bombón: un bonito envoltorio por fuera con un dulce corazón de chocolate por dentro.
Una cosa haré contigo que tú conmigo no harás: quererte toda la vida y no olvidarte jamás.
Cuando menos sé de ti, te extraño. Aún no lo sabes pero siempre pienso en ti.
Nublado el cielo está, a punto de llover, así mis ojos están, como cuando no te puedo ver.
La rosa es la flor más hermosa de este planeta, y tú eres mi rosa, bella princesa.
Eres mi sueño, eres mi ilusión, eres una rosa brotando en mi corazón.
Nunca conocí a nadie como tú. Tal vez no lo comprendas pero te has convertido en alguien muy especial para mí.
Viviré solo de tu amor, mi comida serán únicamente nuestros besos, mi aire cada caricia de tus dedos, mi energía la mirada de tus ojos, mi descanso será dormir a tu lado.
Solo con una noche comprobarás, que si me das una oportunidad aparte de mí no necesitarás a nadie más.
Besarte es como perder la noción del tiempo y del espacio, es ver el cielo, las estrellas… es como ver tu encanto.
Te has convertido en mi razón para sonreír durante el día. Y aunque te sorprenda, te tengo que decir que siento cosas muy especiales por ti.
Si te acusaran alguna vez de asesinato, tienes que saber que la víctima fui yo, porque tus miradas me dejaron sin aliento.
Sumergido en la oscuridad me hallo, pues tú eres mi luz y no estás a mi lado.
Frases para enamorar y seducir a una mujer

Anoche pedí a un ángel que fuese a protegerte mientras dormías. Al rato volvió y le pregunte por qué había vuelto… Un ángel no necesita que otro le proteja me respondió.
Me gustaría decirte todas las cosas bonitas que siento por ti pero cuando estás cerca de mí, enmudezco.
Te puedo prometer que voy hacer más de lo que te diga, voy a pensar en ti más de lo que te hablo y amarte mucho más de lo que esperas.
Hay quien se droga con la marihuana, otros con el alcohol, pero tú cariño mío, eres la droga de mi corazón.
Estaría dentro de ti toda mi vida. Y si salgo sería para entrar de nuevo y no volver a salir.
Me gustaría ser el que te robe el sueño, el que te haga sonreír, el que signifique todo para ti.
Ojala fuera un velero para navegar por el mar de tu mirada, naufragar en la tempestad de tus venas y buscar en tu corazón la isla que me refugie.
Me has enamorado tanto, que ni en las siete vidas de un gato podría olvidarte.
Mi ojos lloran por verte, mis brazos por abrazarte, mis labios por darte un beso y mi corazón por amarte.
No tengo mucho para decirte porque lo único que quiero que sepas es que te quiero.

Poemas para enamorar a una mujer

He tardado lustros en encontrarte, pero ha valido la pena esperarse todo este tiempo.
Cuando me clavas tu mirada mi corazón ruge a la velocidad de un rayo, es un solo instante, pero yo lo recordaré toda la vida.
Me gustaría ser tu faro, el campanario de un pequeño pueblo al cual miras para no perderte, me gustaría ser tu todo, protegerte para que nunca seas la nada de nadie.
Me gustaría abrazarte tan fuerte que pudieras sentir mis latidos y la fiesta de fuegos artificiales que se monta en mi corazón cada vez que estás a mi lado.
Eres tan dulce que a veces tengo miedo de que me entre diabetes.
Lleno mis tardes vacías ojeando una y otra vez tus fotos, tu rostro es capaz de llenar los huecos de un alma vacía.
Si amar fuese delito, cumpliría orgulloso mi pena, me declararía culpable de haber enloquecido bajo el embrujo de tus ojos.
Podrá nublarse el sol eternamente; podrá secarse en un instante el mar; podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal. ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón; pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor.
Si me das tu corazón, yo por siempre te daré mi amor.
Aunque el mundo se desmorone, aunque todo vaya mal, yo siempre estaré a tu lado, te juro que nunca te dejaré de amar.
Acaríciame una vez más, como si fuera la última, bésame una vez más… y no pares jamás.

Versos para conquistar a una mujer

Te confío el más grande de mis secretos, me cortaría la cabeza por un segundo a tu lado.
Te quiero más que a mi propia vida. Me has regalado tanto que no sé cómo podré devolvértelo, quizá con una vida no tenga suficiente.
Ahora ya sé que pasa cuando te gusta mucho una persona, solo puedes pensar en ella y esperar que se dé cuenta.
Cuando vuelvo a casa, en la soledad de mi refugio, hace días que solo un pensamiento invade mi cabeza. Pensar en ti me hace más fuerte.
Me ha costado encontrar las palabras correctas para decírtelo, desde el primer día que te conocí no he podido esconder que has sido mi primavera en este árido oasis de inviernos interminables.
Tu sonrisa es un paréntesis que llena de colores mis días, tu dulce sonrisa es el espejo en el que se refleja tu personalidad indomable.
Me gusta cómo te mueves, cómo me miras burlonamente, cómo sonríes levemente haciendo que todo cobre sentido.
Me he esforzado en dártelo a entender, pero ha llegado el momento de hablar a las claras, me vuelves loco desde el primer día en que te vi.
Me gustaría decirte tantas cosas, pero solo he conseguido escribir dos palabras “me gustas”, son las únicas que he tenido el valor de escribir.
Podrá nublarse el sol eternamente; podrá secarse en un instante el mar; podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal. ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón; pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor.
Si me das tu corazón, yo por siempre te daré mi amor.
Aunque el mundo se desmorone, aunque todo vaya mal, yo siempre estaré a tu lado, te juro que nunca te dejaré de amar.
Acaríciame una vez más, como si fuera la última, bésame una vez más… y no pares jamás.
Antes el amor no tenía ningún sentido, para mí era algo loco y vacío. Aunque eso sin duda cambió, en el momento en el que te conocí, ahora solo puedo decir, que estoy enamorado de ti.