Versos cortos de amor

La poesía es un recurso muy valioso, que, sin lugar a dudas, a través del tiempo ha demostrado ser un gran aliado a la hora de dedicar a la persona amada, versos románticos; cortos pero muy emotivos. Aquí podrás encontrar los más bellos versos de amor para dedicar a tu pareja o a esa persona que deseas enamorar, en el cual destaques las cualidades que elle tiene y que tanto te cautivan. Explora y selecciona los poemas románticos que más te agraden, te presentamos una amplia gama de ellos para que puedas elegir los que más te impacten. Demuestra tu gran sensibilidad con estilo, que seguramente le encantarán y te responderá con un cumplido.
Los versos cortos de amor que aquí descubrirás, ¡nunca pasan de moda, te fascinarán!, además, son estupendos para dedicarlos en esos días especiales que no debemos dejar pasar por debajo de la mesa, como el día de San Valentín, cuando estén de aniversario o el día de su cumpleaños. La variedad de versos que aquí encontrarás, son una propuesta que te servirá de referencia, coadyuvando tu inspiración para que puedas iniciar los de tu autoría y acoplándolo al mensaje que le deseas trasmitir directamente a esa persona tan especial para ti, expresándole tus sentimientos y la felicidad que te produce su presencia.

Versos cortos de amor para enamorar a una mujer

Cuando he cruzado tu mirada por primera vez, nunca hubiese imaginado que te acabarías convirtiendo en el espejo de mi alma. Nos hemos conocido por pura casualidad, y luego nuestras vidas han pasado a formar parte del más divertido de los cuentos.
Un día me llegué a preguntar si hay alguna riqueza en el mundo por la cuál renunciaría a mi amor, pero en realidad, ¿Hay alguna riqueza comparable a tu sonrisa? Es más ¿De qué me servirían todas las cosas materiales que pudiese desear si no puedo disfrutarlas a tu lado?
Te echo mucho de menos, no puedo estar sin ti, intento ser feliz, pero acabo siempre descubriendo que sin ti nada tiene sentido.
Contigo he transcurrido los días más bonitos de mi vida, pero no es suficiente solo con recordarlos, la necesidad de revivirlos y crear nuevos recorre cada gota de sangre de mis venas.
¿Alguna vez te han dicho que la vida sin ti no tiene ningún tipo de sentido? Eres lo que me liga a la existencia, el único pensamiento que está siempre presente en mi cabeza, la única emoción que de verdad existe en el alma.
La única cosa que sé es que te quiero más que cualquier otra cosa en el mundo, el resto lo ignoro totalmente.
Solo tu maravillosa sonrisa ya es capaz de convertir este mundo en un lugar mejor en el que vivir. Te amo con locura.
Si algún día me has querido, vuelve por favor a mi lado, porque sin tenerte cerca de aquí, siento que mi vida ya ha acabado.
Tu amor me duele mucho, casi no lo puedo soportar, y es que un amor tan grande, es difícil de llevar.
Belleza, yo quiero romper el hielo de este instante adivinando quizás tu rostro con estas manos, y cubrir esos ojos verdes, ser quien soy y amarte, fundiéndome entre las llamas que encendemos al besarnos.
Tu mirada es la de un ángel, la de un ángel de la guarda, un ángel que me quiere, y que siempre me acompaña. Si algún día tú te marchas, yo ya no sabré que hacer, porque vivir sin ti mi amor, tan solo causa dolor.
Amor, desearía entrar en ti para quedarme, adivinando quizás tu rostro con estos labios y escuchar tu voz hechizante, ser quien soy, quemarme fundiéndome entre las llamas que encendemos al besarnos…
El amor que yo te siento, es algo incalculable, por suerte tú me quieres, y siempre seré tu amante.
Cuántos años tendré que esperar, para a tu lado por fin poder estar, cuántos años tendré que esperar, sin nunca yo dejarte de amar. Espero que el destino por fin me ayude, y que cada vez menos tiempo quede, porque sin el amor de mi vida cerca, solo me espera la muerte.
Oh no, el amor viene a por mí, no sé qué hacer, tendré que ocultarme o huir. Oh no, el amor cada vez está más cerca, tendré que dejar mi puerta abierta.

Versos para conquistar

A ti que me has dado la vida, a ti que has dado un sentido a mis días, a ti quiero decirte que te amo.
Rezaba todos los días para que el cielo mandase un ángel a mi vida, y luego te he encontrado, preciosa como un rayo de sol, y tu sonrisa empezó a iluminar todo mi oscuro mundo.
Desde que te he conocido, mi vida ha cambiado completamente, es mucho más alegre y colorida gracias a ti, cariño mío.
Te quiero más que mi propia vida, me sobra con clavar mis ojos en tu rostro para saber que lo nuestro durará para siempre jamás.
Solo si buscas dentro de las misteriosas ecuaciones del amor, eres capaz de entender su irracional lógica.
¿Sabes qué te diferencia de una estrella? Que una estrella un día dejará de brillar, mientras que tú siempre lo harás en mi corazón.
Empecé a jugar con fuego y me acabé quemando, jugué con agua y me mojé, empecé a jugar contigo y me acabé enamorando profundamente.
No puedes ni siquiera imaginar todo lo que te amo, eres la persona que ha dado un sentido a mi vida.
Los sonidos que salen de tu boca, son como una cascada de agua, son rápidos, enérgicos, pero a la vez transmiten una gran calma. Yo no dejo de soñar contigo, con ella, con tu lengua, con tus palabras… me tienes totalmente embelesado con todo lo que tiene que ver contigo, por eso siempre estaré a tu abrigo.
Los sentimientos no entienden de colores, no entienden de sabores. Los sentimientos no entienden de nada, tan solo de dos almas que se aman. Los sentimientos son únicos y complicados, pero también perfectos y elaborados.
Debes saber mi vida, que mi corazón tuyo es, de ahora en adelante para siempre, no te dejaré de querer. Si te he regalado mi corazón, lo tendrás todo de mí, ahora ya soy tu esclavo, conmigo todo podrás hacer.
Nunca te olvides de mí, aunque el tiempo pase y pase, yo siempre estaré aquí. Incluso aunque haya distancia, no lo olvides jamás, yo para ti soy tuyo, tuyo por siempre ya verás.
Hasta en los días más tristes, tú me consigues ayudar, limpias todo lo malo, lo alejas de mí sin más. Tu sonrisa es como el agua fresca, que a mí me consigue limpiar, eres como una brisa que te atrapa junto al mar.

Versos para enamorar

He soñado siempre tener una persona cerca de mí que fuese capaz de entenderme, que fuese capaz de soportarme, que supiese amarme, y te he encontrado a ti. Tú, que eres mi sueño más grande y mi pasión más desenfrenada.
Tú eres la inmensidad del mar, eres una estrella que brilla cada noche para mí, eres el sol y la luna de mis días, eres el viento que hace soportables los días de verano, eres el amor de mi vida.
Tú, amor mío, me has hecho creer de nuevo en la vida, me has enseñado a amarla, eres todo para mí y sobre todo eres mi único y verdadero amor.
Creía tener todo lo que buscaba en vida, pero me equivocaba, porque no estabas tú en ella.
Eres el amor más verdad y grande que he probado nunca, eres mi sueño más bonito, y el pensamiento más dulce. Despertarse por la mañana y pensar que ahora ya formas parte de mi vida no tiene precio. Eres la persona más indicada que el destino me hubiese podido poner delante.
Nuestras madres nos dieron dos manos para tocar, dos piernas para caminar, dos ojos para ver… ¿Por qué solo un corazón? Porque el otro ha sido entregado a la persona que estábamos destinados a encontrar y yo te lo he dado a ti, amor mío.
Quiero grítale al cielo que te quiero a mi lado para toda la vida, porque te quiero más que a ninguna otra cosa en el mundo.
Y antes de conquistar tu cuerpo, quiero conquistar tu amor, te veo por la ventana, mirándote al espejo, yo veo el reflejo de tu corazón, te quiero de verdad, pero solo siento dolor, y eso se debe a que todavía no conoces de verdad mi amor.
Sólo quiero saber que mientras mis labios te leen, algo que todavía no entiendo estará pasando. Y así mientras la distancia mengua y nuestra pasión crece decirte simplemente que me he enamorado.
Hay rosas en el jardín, hay estrellas en la noche, y en mi vida, mi amor, eres tú quien pone el broche.
En esta noche de agosto, una propuesta querría hacerte, me preguntaba si el honor me harías de estar conmigo hasta la muerte. Quiero casarme contigo, quiero que seas mi esposa, quiero que nunca me dejes, quiero que jamás haya ninguna otra.
Ámame sin condiciones, ámame sin pensar en nadie más, ámame de corazón, pues esa es mi única verdad. Yo te amo mi vida, eres como la mar, bella y transparente, no te alejes de mí nunca más.

Poemas cortos de amor

Sera la distancia, será la edad, será que alguien quiere alejarnos, no hay ninguna posibilidad de que estemos juntos, pero el amor que sentimos el uno por el otro estará siempre vivo y no nos lo podrá impedir nadie.
Las cosas más bonitas de ti son tu simplicidad, tu bondad, tu sonrisa, y tu manera de ser. Para describir todo esto bastan dos palabras: te quiero.
Yo, que continúo amándote día tras día, y lo haré siempre más mientras tus ojos brillan delante de los míos.
El bonsái es símbolo de vida eterna porque sus raíces no se rompen nunca.
Quizá inmensidad es tu verdadero nombre, tú que ardes como el fuego en mi alma, que haces enloquecer mis sentidos, yo solo puedo ser todo tuyo.
Quisiera ser una lagrima para hacer de tus ojos cuando lloras de alegría, quiera ser un respiro para acariciarte delicadamente tu piel. Quisiera ser un sentimiento para poder amarte directamente. Quisiera ser el tiempo para hacer que esto nuestro durase una eternidad.
Lo único que pido, es que ojalá estuvieras aquí, ojalá te tuviera cerca para que amor me hicieras sentir. Eres lo más bonito, que en la vida he visto yo, eres aquello que me hace siempre sentir amor. Cada día sin sentirte, es un día perdido, por eso tan solo deseo, estar cada día a tu abrigo.
No te preocupes si me ves llorar, es algo muy natural, cómo no voy a llorar, si contigo yo quiero estar. De ahora en adelante, nunca lo dejaré de intentar, enamorarte y que me quieras, nunca voy a parar. Eres lo más bonito que yo he visto jamás, y alejarme de ti cariño, nunca más lo verás.
Por vivir contigo, yo daría todo, daría lo más importante, daría hasta mi propia vida. Por eso tan solo me gustaría por fin pedirte, que a mi casa tú vengas, que en mi casa tú duermas. Si me dices que sí, yo te prometo que no te arrepentirás, pasaré todos los días agradeciéndotelo sin parar.
Quiero recorrer tu cuerpo, de arriba abajo sin dejarme nada. Quiero saber cómo eres, amarte por siempre, mi amada.
Cada día te siento un poco más cerca de mí, poco a poco, poco a poco, te vas acercando a mí. Casi no te noto, eres muy sutil, pero mi alma te siente, siente cómo te acercas por fin. Solo espero el día en el que a mi lado ya estés, y ese día cariño, la felicidad por fin sentiré.
Si algún día tú me dejas, no podría continuar, por suerte sé que me quieres, que jamás eso me harás. Vivir el uno sin el otro, es algo que no debemos ni pensar, porque un amor como el que nos tenemos, nunca jamás morirá.